Simona Camosci es una enfermera italiana que, como todas sus compañeras, se mantuvo en primera línea durante la primera ola de coronavirus. Ahora, un año después, Italia vuelve a estar parcialmente cerrada, pero Camosci ha sido capaz de publicar una canción, ‘Accendi l’arcobaleno’ (Ilumina el arcoíris) que escribió durante la pandemia con el objetivo de recaudar fondos para estudiantes.

Con 36 años de experiencia, la enfermera quería pasar sus últimos años de trabajo de forma más tranquila, por lo que acababa de cambiar de destino cuando le sorprendió el coronavirus. Pero el nuevo centro de Simona se convirtió en el hospital para enfermos de covid-19 de Bolonia y ella, de repente, se vio en el centro de la pandemia.

 

Por eso, reconoce a la BBC que «en ese momento de confusión y tristeza tenía una profunda necesidad de aferrarme a algo bueno, quería escribir letras optimistas que me proyectaran hacia el final de este trágico evento». Así que cada vez que se le ocurría un pensamiento positivo lo escribía y en dos meses había hecho su canción, un homenaje a la vida partiendo del papel que jugaron las enfermeras.

La enfermera quería reunir a un grupo de compañeros para grabar la canción y tratar de conseguir fondos para dar algunas becas en la facultad de Enfermería de la Universidad de Bolonia. Asegura que eligió el título pensando en el fin de la pandemia: «¿Cuándo aparece un arcoíris? Al final de un fuerte aguacero o una gran tormenta, cuando el mal tiempo ha abierto las puertas de nuestras casas».

(Fuente: www.elconfidencial.com)